¿Puede la falta de conflicto estarle costando caro a tu equipo? SIMPLICIDAD BRUTAL

*Pedro Reymond


Imagen tomada de PNL Hoy

Es muy común que la mayoría de los líderes eviten el conflicto en sus entornos laborales. Pues, siempre se ven los conflictos como generadores de situaciones donde la armonía y la cooperación desaparecen para crear fricciones.


Sin embargo, en las organizaciones es normal y saludable que existan desacuerdos entre los miembros de un equipo de trabajo. Por lo que, exagerar en acciones para evitar conflictos creará un ambiente laboral rígido, donde todos sonríen y supuestamente se llevan bien.


El conflicto y los desacuerdos siempre están presentes en las empresas y los equipos de trabajo. Según un estudio de CCP Global Human Capital aplicado a 5000 trabajadores de Europa y los Estados Unidos determinó que el 85% de los empleados lidia con el conflicto hasta cierto punto y el 29% lo hace siempre o con frecuencia.


Seguidamente, la gestión apropiada de los conflictos puede generar efectos positivos. Pues, son la piedra fundacional de las compañías exitosas, donde el ambiente laboral es saludable. Ya que, sin conflicto no es posible darse cuenta de que existe un problema y buscar las soluciones para resolverlo.


Asimismo, conocer los puntos de vista de los compañeros de trabajo y fomentar relaciones interpersonales efectivas para intercambiar ideas innovadoras contribuirán a encaminar a la compañía hacia el progreso y la innovación sin importar los desafíos que se presenten.


La clave radica en fomentar un conflicto saludable


Si no tienes un conflicto saludable con el equipo de trabajo las relaciones laborales van a ser superficiales. Aun cuando sientas aprecio por una persona, no estar de acuerdo con ella y debatir sobre un argumento determinado, es crucial para fortalecer la relación.


Cuando una persona puede expresar su punto de vista, se entra en un debate. Al final se toma una decisión que aunque no incluya su punto de vista esa persona se sentirá bien y apoyará esa decisión, porque sabe que fue escuchada y considerada.


De esta manera, se llegan a conclusiones coherentes, donde ninguno impone su punto de vista. Pues, existe confianza entre todos los miembros del equipo, sin embargo para que esto ocurra tiene que crearse una cultura de conflicto saludable.


Pasos para crear un ambiente donde exista conflicto saludable


1. Establecer una cultura donde se impulse el conflicto saludable.

Es fundamental establecer una cultura donde el conflicto saludable sea impulsado a través de la confianza. Por esto, cada miembro del equipo debe ser humilde y vulnerable. Además, asumir una actitud de responsabilidad compasiva donde todos los colaboradores luchan mediante el conflicto para conseguir una solución viable.


2. Demostrar los beneficios que trae el conflicto saludable al equipo y la organización

El conflicto tiene muchos beneficios y los miembros del equipo deben comprenderlos. Uno de ellos es que se sentirán más relajados, dejando esa actitud permanente de agradar a otros para evitar problemas. La defensa de los puntos de vista dentro del marco del respeto permitirá que todos se sientan cómodos.


3. Agradece y reconoce a quienes estén dispuestos a sumarse a la cultura del conflicto saludable.

Implementar una cultura de conflicto saludable en la organización puede ser cuesta arriba. Por consiguiente, debes agradecer a quienes dejan a un lado sus temores, son humildes y vulnerables para acompañarte en la construcción de este entorno laboral.


4. Fomenta pequeños conflictos y debates con reglas para no atacarse.

Fomentar pequeños conflictos sacará a tu equipo de trabajo de la pasividad. No obstante, para no entrar en el terreno estéril del ataque deben establecerse reglas para debatir las ideas y hacia qué dirección deben conducirse.


Se trata que todos los miembros del equipo se expresen y lo hagan con honestidad. Por lo que, entre las pautas debe existir el respeto, la cordialidad y sin ofensas personales. Porque, el aporte de todos es valioso e importante para sacar adelante los proyectos.


5. Capacita a tus colaboradores sobre el tema de conflictos saludables y en la resolución de problemas.

Prepara a tu equipo de trabajo para afrontar conflictos saludables con capacitación. Como mencioné anteriormente muchas personas no defienden sus posturas e ideas, porque no tienen las habilidades para hacerlo.


Para concluir, si eres un líder que evitas los conflictos, te aseguro que no estás tomando las mejores decisiones. Esto al final puede perjudicar a tu equipo y tu empresa. Puesto que, no se generan discusiones positivas, abiertas y constructivas para llegar a mejores conclusiones.


Una organización exitosa se construye cuando sus miembros se expresan en conflictos saludables y en conjunto identifican los problemas, rectifican y buscan la solución.


Te puede interesar: Cómo recompensar a los empleados frente a las diferencias de desempeño: SIMPLICIDAD BRUTAL

 

*PEDRO REYMOND

Coach para líderes hispanoamericanos con sede en Madrid, España.

Soy el creador del sistema de alta productividad Simplicidad Brutal, con el que ayuda a líderes a multiplicar sus resultados, tener más tiempo libre y vivir con menos estrés y preocupaciones a través de la simplificación del trabajo y de la vida.

Mi misión es ayudar a personas extraordinarias a obtener esos resultados que parecen “imposibles” y que logren vivir una vida maravillosa.

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/pedroreymond/

Youtube: https://www.youtube.com/pedroreymond

Web: https://pedroreymond.com/