Liberar la culpa y el rencor para sanar nuestro interior: TU FARO INTERIOR

*Laura Hidalgo R.


Imagen tomada de la mente es maravillosa

La culpa es un sentimiento que muchos hemos experimentado de una forma miserable porque sabemos que hemos dañado a otra persona y no hemos podido reparar el daño, en ocasiones ha sido sin querer causar ningún mal y otras veces ha sido conscientes de que algo podía salir mal.


De cualquier manera, la sensación que se vive es una emoción de tristeza, incomodidad e impotencia ya sea por una culpa real o imaginaria. La culpa se puede quedar instalada por un tiempo largo que nos baja la vibración.


Podemos sentirnos juzgados o criticados ante la responsabilidad de la acción cometida que ha provocado dolor en el otro. La culpa invita a la reflexión y a querer resarcir el daño realizado, aunque ya no sea posible corregirlo. Incorporar la dimensión del error es un acto de humildad al sabernos frágiles para hacer las cosas correctas todo el tiempo. Cuestionar la intención que nos llevó a dañar puede darnos luz para disminuir ese sentimiento de remordimiento y obsesión.


Pedir disculpas para enmendar el malestar ajeno e intentar reparar el error puede ayudar a sanar la deuda con la otra persona, aunque no siempre sana de inmediato. Aceptar con humildad que nos hemos equivocado en esta ocasión y pedir perdón puede bajar la intensidad de nuestro malestar. Reconocer que en otro momento alguien se equivoca con nosotros, puede matizar esa sensación de vergüenza y baja autoestima que opera en nosotros.


Contrario a la culpa, el rencor se genera cuando el daño lo hemos recibido nosotros o a algún ser querido ya sea de manera directa o indirecta. Provoca sentimientos de enojo, hostilidad e incluso ganas de venganza y falta de comprensión hacia las razones de que otros nos hayan perjudicado.


Las culpas y rencores bajan nuestro nivel de conciencia si permanecemos ahí en lugar de aprender de la experiencia, tratar de corregir el daño, crecer de ese reto y soltar. La decisión de quedarnos ahí es personal y puede transformarse para seguir adelante y dejar de rumiar la idea que no va hacia la evolución y nos deja en una vibración baja, negativa y densa.


Solución: Perdonarse y perdonar para alcanzar la Reconciliación personal o con el otro y soltar el conflicto. Trabajo personal, tiempo de introspección, hablarlo con alguien que nos escuche ayuda mucho.


Dicen que todo llega en el momento perfecto; una palabra o una frase. Hoy deseo que estas líneas puedan suavizar en ti alguna emoción negativa si la estás atravesando. A veces solos no podemos y en una consulta de acompañamiento lo podemos trabajar para encontrar la paz y seguir adelante en armonía y equilibrio.


“Toda persona tiene las más profundas razones para ser como es y para hacer lo que hace.” Dr. Alfonso Ruiz Soto.


Te puede interesar: Decisiones y acciones que nos llevarán a una realización personal: TU FARO INTERIOR

 

*LAURA HIDALGO

Consultora y Comunicadora Apasionada de Compartir Herramientas de Desarrollo Personal que han Transformado mi vida, con la Visión de Ayudar a otras Personas a Encontrar la Luz en su Viaje de Crecimiento Personal.

Talleres y Conferencias de Desarrollo Personal.

Instagram @LauraHidalgoR

Facebook: @laura.hidalgo.963434

Mail: laurahidalgoreygadas@gmail.com

Programa CONÉCTATE: www.radiopassionus.com

lunes 8:00 pm con repetición viernes 10:00 am.

YouTube Radio Passion Us Laura Hidalgo