EL “ARTE” DEL BUEN LÍDER: comunicación, vulnerabilidad y éxito

*Patricia Doménech


Imagen tomada de Ludiana

Todos queremos hacer las cosas bien ¿O alguien cuando está ante un equipo, dirigiendo un nuevo proyecto de ventas tiene ganas de no conseguir los resultados deseados? Evidentemente, No.


Hasta ahí todo correcto, pero ¿porqué a veces un equipo no funciona con esa química que se va retroalimentando creando una energía arrolladora creciente funcional y exitosa? Las disfunciones en un equipo suelen ser por varios motivos, de eso y de soluciones creativas, hablaremos en otra entrada.


Pero hoy te quiero hacer una reflexión a ti, directiv@, jef@. Quizá no sea agradable, pues a veces hay que aceptar que ante nuestro equipo damos una imagen que dista mucho de la que nosotros creemos y queremos.


¡Te propongo un juego! Antes de seguir leyendo sonríe ¡venga dale! ¡Bien sigamos! Quizá tu necesidad de sacar adelante el proyecto, te haga estar más tenso haciendo que tu comunicación para con el equipo sea menos asertiva y mas crispada. Desde ese mismo instante tu necesidad de éxito acaba de convertirse en un estímulo limitante en lugar de un motor positivo.


Quieres que todo esté perfecto, no quieres críticas ni rechazo, ansías triunfo ante tus superiores o el propio cliente. Recuerda, tu equipo exactamente igual, pero se ha bloqueado. Ellos también quieren cumplir con tus expectativas.


Te daré algunos tips que te servirán : El primero y más importante, sé amable contigo. Agradece que has reconocido ciertos errores en tu actitud y da gracias a que la solución está en tu mano.


Observa tu comunicación y cambia ciertas frases. Pero lo más importante, cambia tu actitud corporal ,suelta el cuerpo. Antes de reunirte con el equipo (cuando estés sólo, por aquello de no perder credibilidad ) agita los hombros y los brazos fuerte, salta, date golpecitos por el cuerpo mientras tarareas tu canción favorita. Un cuerpo rígido provoca en los receptores rechazo.


Rompe aquellos pequeños detalles que sueles tener cómo costumbres y hazlos más imprecisos, tu equipo se relajará al verlos. Quizá puedas empezar la reunión con una pegunta o comentario nada importante que les descoloque. Cambia la ubicación del equipo en las reuniones, siéntate en otro sitio, vístete en la medida de lo posible algo más informal. No tengas miedo a mostrar tu vulnerabilidad así transmitirás un mensaje motivador positivo y triunfante.


Te propongo que a tu día a día añadas una actividad que te permita alejarte del perfeccionismo, juega a equivocarte, ríe y diviértete. Las actividades artísticas dan mucho juego en este campo canta y si desafinas, ¡que más da! Pinta y si son garabatos ¡mejor! Baila ¿tienes 2 pies izquierdos? Genial esos pies son los tuyos y a nadie le cambiarán la vida, sólo a ti Recuerda que este tipo de actividades son sólo para ti a nadie le importan.


"REGALATE UN TIEMPO Y DALE"

Te puede interesar: Conoce 3 beneficios de la gratitud y cómo incorporarla en tu vida

 

*Patricia Doménech


Fundadora del programa LiderarconArte

Escritora del Cuento "Pepa Tacones"

Especialista en Técnicas creativas y divertidas para CEOS y equipos de trabajo

Linkedln: Patricia Domenech