Dónde pongo la meta llevo mi vida: EL ARTE DEL BUEN LÍDER

*Patricia Doménech


Imagen tomada de developingthebusiness
“Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuándo se mira lejos” (José Ortega y Gasset)

¡¡¡¡Que maravilla soñar y saber que los sueños se cumplen!!!! Un sueño viene de tu SER INETRNO, atiende a tus necesidades personales, a lo que llamamos misión. De ella es necesario hablar más detenidamente. Para hoy nos sirve pensar en la misión como el conjunto de todos los valores, ideas, intereses, deseos y metas de una persona.

Todos tenemos sueños, estos deben estar lo mejor definidos posibles pues son los que nos marcan el viaje. Para conseguir sueños nos servimos de las metas. Estas deben ser:


Metas en positivo o cómo define Piers Steel metas de acercamiento, no es lo mismo querer adelgazar para estar sano sentirte bien y lucir la ropa que te gusta que no estar gord@ el día de tu boda. Al definir una meta en positivo aparece la motivación intrínseca que responde a la realización personal. Por otra parte la motivación extrínseca responde a perseguir algo de fuera tipo alabanza, reconocimiento puntual que en ese mismo instante, se convierte en efímero, pues una vez conseguido adiós motivación. En el ejemplo anterior una vez pasado el día de tu boda… volverás a coger peso.

Metas retadoras. Un objetivo demasiado fácil no nos motiva del mismo modo que uno inalcanzable nos frustra. Hay que establecer metas desde el equilibrio, la sensatez teniendo en cuenta tus limitaciones tus circunstancias personales y económicas y por supuesto, aptitudes. Si no he practicado nunca meditación puedo plantearme hacer un retiro de 15 días o comenzar en casa meditando todos los días 15 min y a partir de ahí poco a poco ir estableciendo otros objetivos con respecto a la meditación y mi viaje al Tíbet


Metas contables o lo que es lo mismo, concretas. No es lo mismo proponerse de forma genérica practicar yoga, que concretar cuantos días a la semana, que tipo de yoga y en que lugar. Una meta concreta nos lleva inmediatamente a un plan de acción


Metas conectadas es de vital importancia que estas vibren en consonancia con tu personalidad, con tu SER INTERNO y aquello que te realiza, de lo contrario abandonarás enseguida y que sepas que mejor, pues perseguir algo que no te motiva y conseguirlo es lo peor que podría ocurrirte


Después de todo esto viene ¡¡¡Tachan!!!... El Salto al vacío: Entre dónde estoy a dónde quiero estar hay un precipicio que atravesar. Inicialmente existe siempre un miedo ya que se trata de salir de nuestra tan conocida ya Zona de confort ¿Cómo consigo activar mi acción y vencer el miedo? Únicamente si mi meta es retadora y concreta


Te recomiendo que hagas una lista de tus metas personales y profesionales para clasificarlas en contables e incontables, una vez hecho esto, coge las contables y desarróllalas una por una, definiendo en cuanto tiempo la conseguirás, dónde y cómo


Ten en cuenta siempre que avanzar es cosa del día a día. Cambiar aquello que te frena también. Las decisiones que vas tomando son importantes, pero sobre todo será la acción la que determine el peso de esas decisiones. Como dijo Goethe:


No basta dar pasos que algún día puedan llevar a la meta, sino que cada paso debe ser una meta, sin dejar de ser un paso”

Te puede interesar: Cuando de verdad conocí a mi equipo: El arte del buen líder

 

*Patricia Doménech


Bailarina, Artista, Graduada superior en pedagogía de la Danza y Coreografía

En DMT (Danza movimiento Terapia)


Fundadora del programa LiderarconArte

Escritora del Cuento Pepa Tacones

Programa En LGN Radio “ApasionArte”

Especialista en Técnicas creativas y divertidas para CEOS y equipos de trabajo


Linkedin.com/in/patricia-domenech-aa48ab3b/