Cómo recompensar a los empleados frente a las diferencias de desempeño: SIMPLICIDAD BRUTAL

*Pedro Reymond


Imagen tomada de peoplenext

En todas las organizaciones hace falta el liderazgo inclusivo, sobre todo cuando se trabaja con equipos diversos y multidisciplinarios. Ese modelo de liderazgo permitirá que todos los colaboradores sientan que los tratan con respeto, consideración y justicia.


Una de las herramientas que utilizan los líderes inclusivos es el reconocimiento a sus trabajadores. Sin embargo, si no se emplea correctamente puede generar situaciones donde solo los colaboradores más visibles sean quienes los reciban.


7 tips para reconocer a tus empleados:


1. Establece objetivos claros desde el principio


En una compañía todos deben tener las mismas oportunidades para cumplir con las metas organizacionales. Para lograrlo es necesario una comunicación clara, oportuna y horizontal de los objetivos que se desean alcanzar. La complejidad a la hora de definir los objetivos puede ocasionar que no se comprendan y confunda a los empleados a la hora de trabajar.

Asimismo, los colaboradores deben saber cuáles son sus responsabilidades y cómo van a contribuir para que un proyecto se culmine con éxito.


2. Reconocer A Los Miembros Del Equipo Como Individuos


No se justifica si eres líder de un equipo que no conozcas a sus miembros, ni siquiera por su nombre. Cada empleado de la compañía es valioso y con su trabajo contribuye al éxito de la empresa. Por esto, es importante integrarte, saber quiénes son las personas que están a tu lado.


La vinculación con tus empleados puede ser en ocasiones difícil, sobre todo si no comparten muchas cosas en común. Pero, conversar para conocer mejor a esos integrantes de tu equipo te ayudará a conseguir intereses que pueden tener en común.


3. Cuidarse del sesgo inconsciente


En ocasiones sin darse cuenta los líderes pueden caer en el sesgo inconsciente. El hecho de hacer juicios apresurados puede llevarte a cometer errores, por ejemplo:

· Pensar que las mujeres están más capacitadas para las labores domésticas que laborales.

· Creer que una persona más joven será más productivo que alguien mayor.

· Un individuo con rostro serio puede ser más profesional que alguien con cara risueña.

Esto puede generar que tengas ideas equivocadas con respecto a las capacidades y profesionalismo de los colaboradores, basándote solo en preferencias personales.


4. Incluirlos a todos con respeto y justicia


Todos los colaboradores sin excepción deben ser incluidos con respeto y justicia. Cada uno tiene capacidades valiosas que debes conocer. Para no recurrir siempre al empleado estrella hasta llegar al punto de agotarlo.


Recuerda que no importa cuánto talento tenga un empleado, pues una sola persona no podrá cumplir con los objetivos de la organización. En cambio, un equipo de trabajo fortalecido y cohesionado si podrá lograrlo.


5. También reconoce el acto no solo al empleado


Los reconocimientos deben ir más allá del nombre del empleado, el acto realizado también debe ser valorado. Por ejemplo, si el reconocimiento dice “Gracias José por ayudarnos ayer” aquí se destaca a la persona.


En cambio, si enfocas el reconocimiento así: “Te damos las gracias José, porque el día de ayer teníamos una gran carga laboral y te quedaste tiempo extra para colaborarnos. Ese compromiso demostrado contribuyó a que el equipo culminara con éxito sus labores”.


De esta forma, el equipo de trabajo se enfocará más en el logro de resultados. Ya que, se recompensa los actos de cooperación. Asimismo, los colaboradores no discutirán el reconocimiento otorgado, sino que esto los motivará a esforzarse para ganarse el elogio.


6. Garantizar la meritocracia


Al garantizar la meritocrcia logras retener a tus colaboradores evaluándolos por sus esfuerzos, habilidades y desempeño. Sin importar su edad, nacionalidad, raza, sexo, religión o clase social.


Así, el rendimiento será priorizado y usado como un referente para las recompensas y promociones. Además, impulsa a los trabajadores a aprender de aquellos empleados más capacitados, lo cual los llevará al autodesarrollo.


7. Los reconocimientos deben ser constantes


Dar reconocimientos una vez al año, solo incluirá a unos cuantos y aquellos que no entran en la lista se sentirán incómodos. Por esto