Aprende a usar los números a tu favor en tu empresa: Con L de Liderazgo

*Adriana Alanis


Imagen tomada de wrike

La semana pasada te escribí sobre el duelo. Te comentaba que el duelo se compone de dolor y desorden. Y te escribí también acerca de todos los duelos que un empresario ha estado viviendo a lo largo de estos 2 años de pandemia: el duelo de tener que reinventarse, soltar su negocio como lo conocía, dejar ir personas… y todo eso trae DESORDEN. Y que, como empresario, es importante que aceptes el dolor que esos duelos te han generado y que, a partir de esa aceptación, el poner orden va a ser más fácil y armónico.


Y hablando de desorden: Hoy te quiero compartir que la semana pasada tuve una sesión con un coacheé cuyo negocio ha crecido mucho, le está yendo muy bien, pero por el tema del crecimiento tan rápido, creció sin orden, sin estructura y ahorita se vuelve loco tratando de manejar su tiempo y tomar las decisiones correctas.


Este coachee se queja de todo lo que tiene que hacer, pero cuando hablamos de delegar, me dice que no están preparados, que también tienen mucho trabajo, que él es el que mejor lo sabe hacer y ¡bueno! Veintisiete mil pretextos. Y le pedí que hiciera un ejercicio (igual y si tú lo quieres hacer, ¡adelante!, te va a dar mucha información). Le pedí que hiciera una lista de todas las actividades de las que él se encarga.


Todo lo que él tiene dentro de “sus funciones”. Y pongo entre comillas esto de “sus funciones” porque, en alguna otra sesión, se dio cuenta que, ya que los colaboradores no están listos para llevar a cabo algo, pues él lo hace, él lo resuelve, él se roba esa función y se la adueña… y entonces está lleno de funciones que en algún momento le correspondía a alguien más pero por el afán de ahorrarse la capacitación y la curva de aprendizaje, pues fue más fácil para él absorberla peeeeeero no contaba con que se iba a llenar de ese tipo de funciones “robadas” y no le iba a quedar tiempo, ni para gestionar su negocio, ni para vivir su vida.



En fin, a regañadientes hizo su lista. Luego le pedí que, con un plumón marcatextos, subrayara las actividades que, con la capacitación adecuada, podría hacer alguien más. Su lista fue de 52 actividades. Las actividades subrayadas fueron 30. Por lo tanto, las actividades que no estuvieron subrayadas fueron actividades que él y solo él en este planeta puede llevar a cabo. Si nos vamos a porcentajes, de su 100% de tiempo, está destinando el 57.69% en actividades que alguien más, con la capacitación adecuada, podría hacer. Cuando se dio cuenta de esto, primero se enojó, luego se frustró, pero después sintió esperanza: su perspectiva sobre la capacitación y la delegación cambió drásticamente.


Si decides hacer el ejercicio, te pido que seas brutalmente honesto contigo mismo, y marques todas las actividades que estás haciendo pero que, con la capacitación requerida, alguien más podría hacer, incluso mejor que tú. Pero de verdad, no te auto engañes, porque el auto engaño es lo que te tiene en tu realidad actual. ¿Qué porcentaje de vida se te está yendo por entre las manos, simplemente por no saber soltar? ¿Qué impacto tendría en tu vida personal, y en el éxito de tu negocio, el enfocarte únicamente en el porcentaje que tú y solo tú puedes hacer?


Muchos de mis coachees que hacen este ejercicio marcan más del 50% y dicen “¿ves? Soy indispensable”, pero la verdad es que cuando analizamos una por una, descubren que pueden quedarse hasta con menos del 20%. Para lograr esto, se requiere muchísima honestidad contigo mismo, implementar un plan de delegación con estrategia, pero, sobre todo, educarte a ti mismo para no andar robándote actividades que no te corresponden.


Si al leer este texto sentiste las pedradas descalabrándote, la verdad es que fue completamente a propósito. Mi intención con mi columna es ayudarte a darte cuenta y empujarte a pedir ayuda para hacer los cambios necesarios. ¿Ya te diste cuenta? ¡Fantástico! ¿Cuándo quieres empezar a transformar tu vida? Reconocer es el paso más difícil. Si ya te reconociste y quieres empezar a cambiar, da click aquí y platiquemos de cómo te puedo acompañar.


Te puede interesar: LA SOLEDAD DEL EMPRESARIO: Con L de Liderazgo

 

*ADRIANA ALANIS

Coach, formadora, entrenadora y mentora de líderes. Creadora de la Metodología 3L: Liderazgo de tu Vida, Liderazgo de tu Equipo y Liderazgo de tu Productividad. Autora del libro DE JEFE A LIDER COACH y creadora de la Agenda del Líder Disruptivo. Profesora universitaria con más de 20 años de servicio y vicepresidenta COPARMEX Hidalgo, Premio Nacional a la Mujer 2020 y Galardón Forjadores de México 2021.

Facebook/adrianaalanismentora

Instagram: @adrianaalanismentora

Twitter: @aalanismentora