9 errores que todo líder debe evitar: Simplicidad Brutal

*Pedro Reymond


Imagen tomada de Escuela de Riqueza

Ejercer el liderazgo en una organización es una tarea que representa gran responsabilidad. Sobre todo en una era con talento humano diverso, innovaciones digitales disruptivas, teletrabajo y tendencia hacia el trabajo colaborativo.

El liderazgo efectivo, inspirador, que fomenta el crecimiento, desarrollo y cambio empresarial es tan importante que en el estudio realizado por Deloitte “Tendencias Globales de Capital Humano del año 2019”, aplicado a 9453 empleados de todos los niveles en organizaciones ubicadas en todo el mundo, se obtuvieron los resultados siguientes:

· El 80% de las personas encuestadas afirmaron que el liderazgo es muy prioritario en sus compañías.

· Solamente el 41% piensa que las empresas están preparadas para dar cumplimiento a los requisitos de un liderazgo efectivo.

Así que, para ser un líder del siglo XXI revisa si estás aplicando enfoques estratégicos innovadores. Por este motivo, compartiré ciertas prácticas que ocasionan que tu liderazgo sea obsoleto y no dé resultados porque disminuye la productividad en la empresa.


Privilegiar Las Ideas De Tu Círculo De Allegados

Todos los líderes tienen un grupo de colaboradores en los cuales confían. Sin embargo, para que el ambiente laboral en la empresa sea equilibrado e inclusivo tienes que evitar privilegiar las ideas de tu círculo de allegados con frecuencia.


Ya que, los miembros de tu equipo de trabajo pueden sentirse infravalorados si no tomas en cuenta sus propuestas, ideas y sugerencias. Por tanto, mantén las puertas abiertas para escucharlos, recuerda que en una organización eficiente se les da espacio a todos sus miembros.


Ejercer El Micromanagement

Para ser un líder eficiente que mantenga a sus clientes satisfechos y complacidos a los accionistas no tienes que ejercer el micromanagement. Usar el control como tu principal aliado, instaurando reglas que rayan en los excesos ocasionará que tus colaboradores no te vean como un líder si no como a un tirano.


También, propiciarás que tus empleados sean poco comunicativos, desmotivados, estén fatigados, sufran estrés y baja autoestima. Un clima laboral de este tipo solo ocasionará que tu talento humano de alto rendimiento renuncie y los que se quedan no trabajen a gusto.


Imponer Tu Autoridad

Los estilos de liderazgo autocráticos donde la comunicación solamente es de arriba hacia abajo fracasan. Ya que, no se le otorga al equipo de trabajo la oportunidad de involucrarse. Pues, solamente se ve a los colaboradores como personas que deben seguir órdenes.

De esta manera, en vez de inspirar a tus empleados, solo lograrás que te teman. Además, los acostumbrarás a un sistema de supervisión permanente. Restándole la creatividad y la proactividad a ese talento humano valioso para la organización.


Evitar La Retroalimentación No Mejorará Tu Liderazgo

El hecho que lideres un equipo no te hace todopoderoso, es posible que estés equivocado y no te hayas dado cuenta. Si evitas la retroalimentación o feedback con tus empleados no sabrás si estás logrando tus objetivos.


Tus colaboradores jamás llegarán por sus propios pies a darte los comentarios positivos o negativos de tu gestión. Tienes que recurrir a un feedback con habilidad, fomentando reuniones para escucharlos.


Planifica un diálogo abierto y pregunta a tus empleados lo que les inquieta, como perciben tus estrategias y te den sus sugerencias. Esto te permitirá aprender y convertirte en un mejor líder.


Emplear La Motivación A Tu Conveniencia

Mantener a los trabajadores de tu organización motivados es uno de los caminos hacia el éxito. No obstante, estar convencido que la motivación será más alta solo con recompensas delineadas a tu beneficio es un error. Pues, todos los miembros del equipo son importantes y merecen beneficiarse.


Lo primero que tienes que hacer es ofrecerles un ambiente seguro para laborar. No implementar normativas que solo limitan la creatividad de las personas. Efectuar evaluaciones de desempeño equilibradas para reconocer el esfuerzo de los trabajadores. Además, comunicarte más y mejor para mantener el equilibrio en el entorno laboral.


Impulsar Un Ambiente De Trabajo Hostil

Un líder que impulse un ambiente de trabajo hostil lleva a la empresa al fracaso. Pues, permanentemente los empleados estarán atemorizados, incómodos e intimidados por un jefe que es ofensivo y se comporta desagradablemente.


Al dirigirte a tus empleados hazlo con respeto y consideración. Evitando los gritos y palabras hirientes. Además, si vas a formalizar un llamado de atención o una crítica constructiva a un colaborador, hazlo en tu oficina. Es humillante poner a una persona en evidencia delante de sus compañeros de trabajo.


Olvidarse De Las Normas De Cortesía

La cortesía no te resta liderazgo y debes dar el ejemplo para que el clima laboral sea el mejor. Procura demostrar amabilidad a los miembros de tu equipo de trabajo, ofreciendo el saludo diario, llamando antes de entrar para no interrumpir. Así, inspirarás a los empleados a comportarse con educación, respeto y cordialidad con sus compañeros de trabajo y los clientes.


Asignar Culpas En Vez De Aceptar La Responsabilidad

Cuando un líder es ineficaz jamás reconocerá sus errores. Siempre buscará culpar a sus empleados y a quien sea de sus equivocaciones. Además, son expertos en ocultar las consecuencias y la gravedad de su incapacidad gerencial. El verdadero líder aunque delegue responsabilidades a otros, si se presenta un problema asume toda la responsabilidad.


Olvidarse Del Liderazgo De Servicio

El liderazgo de servicio es efectivo cuando el líder es un servidor, porque antepone las necesidades de sus colaboradores ante que las suyas. Además, siempre brinda su apoyo para que los miembros de su equipo cumplan con sus metas personales y laborales.