7 tips para mejorar la productividad de tu equipo de trabajo: Simplicidad Brutal

*Pedro Reymond


Imagen tomada de Sesame HR

Un equipo de trabajo productivo puede llevar a tu negocio por el camino del éxito. Ahora bien, lograr esto en momentos críticos y con un talento humano diverso en edad, temperamento y experiencia no es fácil.


Sin embargo, los líderes nunca se rinden y saben cómo dirigir su equipo para obtener lo mejor de ellos. Con respecto a eficacia, eficiencia, calidad y excelencia en todas las actividades laborales.


Si consideras que en estos momentos los niveles de productividad en tu organización no están al máximo puedes reorientar tu estrategia gerencial, pues un líder siempre debe estar abierto al cambio. Peter Drucker afirmó que “Cuando una empresa es exitosa, alguien en algún momento tomó una decisión valiente”.


Hoy puedes tomar esa decisión para hacer que tu empresa prospere. Aquí tienes 7 TIPS PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD DE TU EQUIPO DE TRABAJO


1. Recluta El Mejor Talento Humano

Sin duda alguna para elevar la productividad en una compañía, se necesita contar con el mejor talento humano. Por esto, es importante enfatizar en un proceso de reclutamiento efectivo, para evitar contratar los empleados incorrectos.


En una encuesta efectuada por CareerBulder en 2019 en los Estados Unidos donde se entrevistó a 1021 gerentes de RRHH y a 1010 empleados se confirmó que las malas contrataciones pueden traer las siguientes consecuencias:


· La productividad descendió en un 28%.

· La motivación de los empleados se redujo en 25%.

· Se elevaron los costos de reclutamiento y capacitación en un 24%.

· Los costos promedios de procesos de contratación deficientes fueron mayores a $18.700.


2. Dales A Tus Empleados La Mejor Capacitación

La capacitación debe ser una de las estrategias fundamentales en la compañía. Ya que, tus empleados mejorarán sus habilidades, lo cual se traduce en mayor eficiencia y productividad.


Cabe destacar que, el aprendizaje debe ser continuo, por ende hay que invertir en programas de capacitación y desarrollo. Donde se trabajen las habilidades que se deben mejorar Donde se trabajen las habilidades que se deben mejorar a través de cursos y programas sobre herramientas administrativas, tecnología, negocios, operaciones, etc.


Igualmente, es conveniente capacitar a los empleados en habilidades blandas. Las cuales se relacionan con la resolución de conflictos, comunicación, liderazgo, inteligencia emocional, trabajo en equipo, gestión del tiempo entre otras.


Puesto que, el mundo de los negocios se ha globalizado y se está transformando continuamente. Así que, es prioritario preparar a tus empleados para que estén al día y puedan rendir al máximo.


3. Evita El Micromanagement

Jamás pienses que la productividad de tu equipo de trabajo se optimizará ejerciendo un liderazgo que aplique micromanagement. Gerenciar no significa ser desconfiado, controlar excesivamente o exigir un reporte cada 5 minutos.


Con estas actitudes solo lograrás mermar la proactividad y creatividad de tus empleados. Además, los trabajadores sentirán que su esfuerzo no se valora, lo cual puede tener efectos negativos. Como disminución de la motivación, estrés, ansiedad, baja autoestima, cansancio y desmejoramiento de la salud.


El liderazgo debe ser inspirador, motivador y de acompañamiento. Tienes que confiar en tu personal y darles la oportunidad de demostrar sus ideas, creatividad y compromiso. Un estudio de Gallup demostró que los empleados que demuestran sus fortalezas a diario:

· Ostentan más calidad de vida.

· Son 8% más productivos.

· Tendrán 15% menos probabilidades de renunciar a su trabajo.


4. Evaluación Del Personal

Las evaluaciones de personal son una herramienta imprescindible para medir la productividad de tu personal. Pues, te permitirá monitorear y valorar la calidad del trabajo, determinar objetivos, desarrollar sistemas de incentivos al logro y mejorar el rendimiento.

Además debes evitar que la evaluación del personal se convierta en un procedimiento fiscalizador. La idea es que con los resultados te enfoques en las soluciones, en vez de resaltar solamente los problemas.


De igual forma, debes explicarles a los empleados que revisar su desempeño con la evaluación impulsa la retroalimentación bidireccional. Donde los miembros de tu equipo de trabajo tendrán la oportunidad de hablar sobre lo que sienten de manera honesta y abierta.