6ix9ine, el rapero y villano más popular en la red acumula más de 1000 millones de vistas en YouTube

Daniel Hernández y también es conocido como Tekashi69, no iba a tener un regreso como ese
Daniel Hernández y también es conocido como Tekashi69, no iba a tener un regreso como ese

El rapero y trol de Internet 6ix9ine, uno de los personajes más polémicos de la cultura popular actual, a veces resulta estridente, desafiante, implacable, hostil y astuto; un desastre, como él mismo se describe, una rata y un hombre que, según admite, ha cometido violencia doméstica. A sus 24 años, también es indiscutiblemente fascinante para muchos, pues ha tenido dos éxitos que han llegado a los primeros cinco lugares de popularidad —incluyendo “Trollz” con Nicki Minaj, su primer número uno— y ha acumulado más de 1000 millones de vistas nuevas en YouTube en menos de cuatro meses, desde su liberación anticipada de la prisión federal esta primavera.


Se suponía que 6ix9ine, cuyo nombre de pila es Daniel Hernández y también es conocido como Tekashi69, no iba a tener un regreso como ese. En febrero del año pasado, se declaró culpable de los cargos de posesión ilegal de armas de fuego y extorsión como miembro de los Nine Trey Gangsta Bloods, una violenta pandilla de Brooklyn que se dedica al tráfico de drogas, y aceptó cooperar con los fiscales, y ofreció un testimonio que el juez describió como “radical” contra sus excómplices.


La maniobra legal probablemente le ahorró décadas tras las rejas —fue condenado a dos años, incluidos los trece meses que ya había cumplido— pero también puso en peligro su vida y su carrera de rapero, pues afectó al exagerado personaje de pandillero que había cultivado tan cuidadosamente, y terminó siendo tachado de farsante y soplón. (Días antes de su arresto, 6ix9ine se había separado públicamente de la pandilla, y alegó que sus miembros habían organizado su secuestro, le habían robado dinero y más).


6ix9ine, un adicto a la atención con pelo de arcoíris y tatuajes sugerentes, ya era controvertido: una fuente interminable de riñas de Instagram que a menudo se tornaban violentas en el mundo real, así como por ser un criminal convicto por delitos sexuales, tras declararse culpable cuando era adolescente de la inclusión de una niña en un video sexual. Después, hizo crecer su papel de villano. Su nuevo álbum es “TattleTales”, que será lanzado el viernes a través de la distribuidora independiente Create Music Group, aunque 6ix9ine sigue conectado a su primer sello discográfico, 10K Projects.


Sin embargo, el rapero también ha vuelto al mundo en un momento de caos de vida o muerte para muchos —desde el coronavirus hasta las manifestaciones de Black Lives Matter— por lo que algunos se preguntan cuánto tiempo pasará antes de que sus payasadas pasen de moda por completo, si es que no lo han hecho ya.


Un domingo reciente, animado tras beber un café grande de McDonald’s, 6ix9ine se presentó a su primera entrevista después de salir de prisión en un hotel de Manhattan para responder todo. Pasando del remordimiento a las falacias lógicas, logró ser sincero y directo, pero también escurridizo, pues rechazó cualquier sugerencia de que fuera a atenuar el caos.


“¿Cómo te sentirías si salgo a la cornisa, salto de ese edificio y me mato?”, preguntó 6ix9ine. “Eso es lo que la sociedad quiere que haga”. Pero, en lugar de eso, planeaba “seguir dominando”, comentó.


A continuación, los fragmentos editados de la conversación.


P: Volvamos a tu decisión de testificar. Tu abogado recibe una llamada, dice que tu vida está en peligro luego de hablar contra los miembros de Nine Trey. ¿Qué pasa después?


R: Vamos a reunirnos con los federales. Preguntan: “¿Conoces a alguien que quiera hacerte daño?”. Porque en ese momento yo no estaba cooperando. Hubo una ruptura, y ellos lo saben porque escuchan todas las llamadas telefónicas intervenidas. Así que el viernes por la mañana, hago la entrevista en el Breakfast Club. Sé que los federales me están vigilando, asegurándose de que nadie venga a hacerme daño, pero no sé por qué en ese momento... estaba bastante asustado. Estaba cansado. El domingo, bajé las escaleras y dije: “Necesito hablar con su jefe”. Estoy listo para soltar la sopa. A la mañana siguiente, dijeron: “¿Saben qué? Si algo le pasa a este chico, si alguien lo mata, es culpa nuestra”. Fueron tras todo mundo, pues en el fondo sabían que yo estaba a punto de revelar todo. A la mañana siguiente, ya estaba en su oficina.


P: Cuando tomaste esa decisión, ¿cuáles eran tus principales preocupaciones? ¿Tu seguridad, tu reputación, tu carrera?


R: Todo. Realmente quiero que la gente entienda esto: cuando me secuestraron, ¿fui una víctima? ¿Cooperé? No. Cuando robaban dinero de mis espectáculos, ¿cooperé? No. ¿Tuve muchas oportunidades de decirle a la policía lo que vi? Sí. Estaba siguiendo un código callejero al que era fiel y que creía que era real. Antes de traicionar ese código, ¿cuántas veces me traicionaron a mí? “Todo se trata del honor, la lealtad”. Bueno, hablemos de si dormir con la chica de alguien más es honor, secuestrar a alguien es honor, robarle cientos de miles de dólares a alguien es honor, tratar de matar es honor. “¡Soltar la sopa no es digno de la calle!”. ¿Pero aprovecharte de uno de tus colegas sí lo es?


P:¿Te arrepientes de haberte involucrado con Nine Trey?


R: No. Sabía lo que estaba haciendo con Nine Trey. Sabía en lo que me estaba metiendo.


P: Tú ibas a proporcionarles dinero, y ellos iban a proporcionarte ...


R: Credibilidad. No conocía la traición. Estos son los tipos con los que me despertaba todos los días.


P: ¿Crees que podrías haber llegado a donde estás hoy sin la imagen de la pandilla?


R: No. Estaba dominando el mercado europeo. Pero cuando eres un chico de Nueva York, no quieres ser el que solo es popular en Eslovaquia. Quiero salir a Nueva York y escuchar mi música. Quiero ir al club y escuchar mi música por los altavoces. ¿Qué sentido tiene hacer algo si no eres el mejor en tu ciudad natal? ¿Alguna vez has visto “Ricky Bobby”? “Si no eres el primero, eres el último”. Así es como veo la vida.


P: En 2015, antes de la fama, te declaraste culpable de incluir a una niña en un video sexual. Se te vio en videos fingiendo actos sexuales y tocando a una niña de 13 años mientras realizaba actos sexuales con otros hombres.


R: Sí, estaba haciendo videos de Instagram, un montón de contenido.